El castillo de Tiedra se encuentra en un extremo de la localidad del mismo nombre, defendiendo el pueblo sobre un espigón y dominando el amplio Valle del Duero hacia Toro, en la provincia de Valladolid.

Castillo de Tiedra

Si bien existe una primera mención a un castillo en Tiedra, de los tiempos de Sancho II (encargó al Cid una entrevista con su hermana Urraca en este castillo), la construcción actual data de finales del siglo XIII, cuando fue donado a Pedro Álvarez de Asturias. Durante la minoría de edad de Alfonso XI, fue utilizado por el rebelde Don Tello Téllez de Meneses. En el siglo XV que perteneció a los Alonso Pimentel, Conde de Benavente. Tiedra perteneció al reino de León, hasta que fue entregado a Castilla como compensación por el divorcio de Alfonso IX y Doña Berenguela.

Torre del homenaje del castillo de Tiedra

Su estructura es sencilla y arcaica: una torre cuadrada protegida por una cerca a su alrededor, consistente en una muralla pentagonal almenada con cubos en dos de sus lados y restos de un tercero en otro.

Protegido por un foso en los dos lienzos que miran hacia la villa sobre similar cota. 
Su principal defensa es la ubicación elevada de la parte más antigua que corresponden a los frentes sur y oeste, aprovechando los lienzos de la muralla sobre el cerro. La buena cantería y la disposición de las puertas datan esta parte hacia el año 1200. 

 

La Torre del Homenaje es de planta cuadrada, mide 13 metros de anchura y 28 metros de altura total, tiene varios pisos y el superior abovedado con arcos fajones.  Presenta la novedad de no estar coronada por garitas sino por un saliente matacán corrido, que sostendría una estructura defensiva en madera.

La torre del homenaje fue mandada levantar a finales de ese siglo por Alfonso de Meneses. En el XIV se construyen el foso y los muros de cierre con aspillera. La Torre circular del sureste es del XV.

El Ayuntamiento adquirió la fortaleza en el año 2004, rehabilitando las murallas y recuperando el paseo de ronda sobre ellas. La torre del homenaje ha sido restaurada y es visitable.

Visitas Guiadas al Castillo de Tiedra